Preparación para el Camino Inca a Machu Picchu

Si te animas a esta aventura o aún estás por decidir si el Camino Inca es la caminata adecuada para ti, esto es lo que debes tener en cuenta antes de iniciar este trekking de varios días a Machu Picchu. Queremos que tengas una gran experiencia a través de los Andes, pero recuerda que será mejor si te tomas el tiempo para ejercitarte antes de venir a Perú.

El Camino Inca Clásico es la alternativa más solicitada para llegar a la antigua ciudadela de los Incas, por lo que es recomendable reservar esta aventura con al menos 6 meses de antelación. Hay que tener en cuenta que el permiso del Camino Inca está limitado a 500 visitantes por día, incluyendo porteadores, guías y cocineros.

Sin embargo, la logística para reservar el Camino Inca es bastante fácil en comparación con la preparación que hay que tener para la caminata. En promedio, caminarás unos 12 km al día y superarás los 4.200 metros sobre el nivel del mar, así que, sin lugar a duda, es un reto.

Por lo tanto, prepararse para el Camino Inca no sólo consiste en “ponerse en forma”, sino también en tomarse un tiempo en Cusco para aclimatarse adecuadamente. Por suerte para ti, aquí hemos reunido algunos consejos que te ayudarán a prepararte para una experiencia inolvidable por los Andes y la selva alta.

Lo que debes hacer antes de venir a Perú…

Sí, lo sabemos, la primera pregunta de todos sobre el Camino Inca es: ¿Qué estado físico debo tener para hacer esta caminata? Bueno… no hay una respuesta correcta a eso pero dependerá totalmente de tu nivel físico personal. 

Como hemos mencionado anteriormente, el Camino Inca no es una tarea fácil, te llevará a lugares de gran altitud y el día más largo podría tomarte hasta 16 km de caminata. Por lo tanto, si eres una persona físicamente activa, deberías considerar aumentar tu rutina de entrenamiento actual.

Sin embargo, si te has dado cuenta de que no está tan en forma, entonces lo mejor sería empezar de inmediato. Te recomendamos que hagas ejercicio de 3 a 6 meses antes de tu viaje, siguiendo una rutina estricta centrada en mejorar tu sistema cardiovascular y el fortalecimiento de tus piernas.

Para empezar, podrías simplemente hacer una caminata de 10 kilómetros en tu ciudad, pero asegúrate de elegir rutas con terreno rocoso y pendientes pronunciadas si es posible. Las caminatas de larga distancia y el ciclismo son excelentes para ayudarte a procesar oxígeno, mientras que los ejercicios aeróbicos son clave para fortalecer la parte inferior del cuerpo.

Otro punto a destacar es la preparación mental, ya que el camino te llevará a una aventura de 4 días empujándote casi a tu límite. Por lo tanto, no olvides prepararte mentalmente para el reto que te espera, la resistencia es clave para terminar este histórico sendero.

Aunque la ruta te llevará por segmentos muy duros, también tendrás tiempo para descansar y para caminar por partes casi llanas que te permitirán contemplar el hermoso entorno natural de la ruta.

Asimismo, siempre tendrás un guía contigo que podrá ayudarte con cualquier inconveniente que puedas tener, a la vez que marcará un ritmo consistente a lo largo de la caminata. Recuerda, no es una carrera, es más que todo “mente sobre el cuerpo” lo que te llevará al siguiente campamento cada día.

Aclimatación para el Camino Inca

Otro factor que no se puede ignorar es el mal de altura, una condición que afecta a la mayoría de los viajeros por encima de los 1.000 m.s.n.m. Asegúrate de tener esto en cuenta ya que Cusco será el punto de partida de la caminata y esta ciudad se encuentra en una elevación de 3.400 m.s.n.m.

El llamado Soroche puede ser bastante peligroso si no se trata inmediatamente, esta condición podría arruinar días de tu itinerario. Así que tómate las cosas con calma y deja que tu cuerpo se acostumbre a esta presión atmosférica. 

Por suerte, no todo el mundo llega a experimentarlo, pero siempre es mejor ser precavido ya que esta condición puede afectar a cualquier persona independientemente de su nivel de condición física.

Aquí hemos reunido 5 consejos que han ayudado a los viajeros extranjeros y locales a prevenir el mal de altura mientras viajan a la sierra peruana:

  1. Mantente Hidratado
    El agua será tu mejor aliado para combatir y prevenir esta condición, así que asegúrate de beber suficiente líquido durante toda tu estancia. El estar en lugares altos está asociado con la deshidratación como resultado de un aire más seco y una respiración más rápida, lo que provoca una mayor pérdida de líquidos corporales.
  2. Evita el alcohol y el tabaco a toda costa
    Sí, sabemos que esto es difícil y aún peor si estás de vacaciones, pero confía en nosotros, es mejor esperar al menos 48 horas antes de beber alcohol o fumar. Estos podrían empeorar la deshidratación y la falta de aire si se ingieren en los primeros días de tu estancia.
  3. Bebe té de coca o mastica hojas de coca
    La planta de la coca es una hierba medicinal utilizada desde tiempos precolombinos. Es conocida por ayudar a aliviar los síntomas del mal de altura y mejorar la aclimatación. Puedes beber té o simplemente masticar las hojas.
  4. Lleva una dieta ligera pero rica en calorías
    Las alturas aumentan nuestra necesidad de combustible, por lo que es mejor llevar una dieta basada en calorías. Asegúrate de comer bocadillos saludables incluyendo muchos cereales integrales en tus comidas.
  5. Tómatelo con calma
    La clave de todo en la vida. No te apresures, tómate el tiempo necesario para acostumbrarte a la altitud y no hagas ninguna actividad exigente durante tus primeros días allí. Mientras tanto, puedes hacer un recorrido a pie por la ciudad que visitas o simplemente descansar.

Si te preguntas si hay algún medicamento que pueda ayudarte con los síntomas del mal de altura, puedes comprar Diamox o Soroche Pills en cualquier farmacia de Perú. Sin embargo, recomendamos consultar primero con un médico antes de tomar cualquiera de estos medicamentos.

Vale la pena señalar una vez más que los guías están capacitados para ayudarte a lidiar con el Soroche en caso de que estés experimentando cualquier síntoma. Para más información sobre esta condición, revisa este blog sobre qué tomar para el mal de altura en Perú mientras estás aquí.

Conseguir el equipo adecuado es la clave

Aunque todos los operadores turísticos incluyen equipo de acampada y de cocina en sus paquetes, tendrás que llevar tu equipo personal para la caminata. Si no quieres cargar con el peso extra de vuelta a casa, puedes alquilar equipo de trekking en Cusco.

Durante la caminata, sólo tendrás que preocuparte de tu mochila de día, ya que los arrieros y porteadores se encargarán del resto, así como de tu bolso para que puedas viajar ligero y con sólo lo esencial. Aquí tienes una lista de las cosas que deberías llevar contigo en todo momento:

  • Una mochila resistente al agua. Independientemente de la temporada, esto será muy útil para el Camino Inca, recuerda que esta antigua ruta te lleva a través de los Andes hasta el bosque nublado, por lo que el clima puede ser muy impredecible. Es mejor estar preparado para la lluvia en cualquier momento del año, especialmente en los dos últimos días de la caminata.
  • Un chubasquero o poncho. Como hemos dicho antes, es mejor tenerlo y no necesitarlo que necesitarlo y no tenerlo. Un chubasquero es un elemento que no puede faltar en la mochila de todo senderista. Recuerda que vas a atravesar la selva alta.
  • Repelente de insectos y after-bite. No queremos alarmarte, pero los mosquitos a lo largo de este sendero son bastante molestos, especialmente durante la temporada de lluvias, y las picaduras son algo con lo que no querrás lidiar, créenos. Así que asegúrate de llevar contigo algún repelente de insectos y crema para después de las picaduras. 
  • Una botella de agua reutilizable. Manténgase hidratado durante toda la caminata. Recuerda que el Camino Inca te llevará a altitudes superiores a los 4.000 metros, asegúrate de beber suficiente agua para evitar cualquier síntoma de mal de altura.
  • Protección solar. Protege tu piel a toda costa durante la caminata. Asegúrate de utilizar un protector solar de alto factor de protección y de reaplicarlo cada hora. Además, no olvides llevar gafas de sol y un sombrero para esta aventura.
  • Ropa de abrigo. Como hemos dicho antes, el sendero le llevará a través de diferentes ecosistemas con condiciones climáticas distintas. Por lo tanto, sería conveniente llevar ropa de abrigo como guantes, prendas térmicas, tops activos de lycra, gorros de lana y algún pantalón de trekking o short.
  • Pasaporte. ¡No lo olvides! Lo necesitarás para entrar al Camino Inca y en Machu Picchu, así que por favor, que esto sea lo primero en tu lista de equipaje.

Y sí, ¡la lista continúa! Hay tantas cosas a tener en cuenta que hemos tenido que hacer una sección entera sobre ello. Si quieres más información sobre qué empacar para el Camino Inca, asegúrate de leer nuestra guía mientras estás aquí.

Asimismo, hay algunas cosas que no debes olvidar al visitar la Ciudadela Inca, así que aquí tienes un blog sobre la lista definitiva de equipaje para Machu Picchu. Como puedes ver, el Camino Inca no es tan fácil como reservar el tour y la entrada. Hay muchas cosas a tener en cuenta que debes conocer y queremos que tengas toda la información. 

Perú es un país lleno de maravillas históricas y naturales, ¡y queremos mostrarte un poco de todo! No te olvides de consultar nuestros paquetes de viaje a Perú y empieza a planificar las vacaciones perfectas con nosotros.

Deixe uma resposta