Qué Visitar en Perú Además de Machu Picchu

Si has llegado hasta nuestro blog entonces debe significar que estás buscando algo divertido y fuera de lo común para hacer en Perú, lo cual nos enorgullece. 

Por suerte para ti, somos conscientes de lo engañosa que puede ser la información al investigar sobre las mejores cosas que hacer en Perú, no porque no haya nada que ver, sino porque la mayoría de las agencias de viajes internacionales tienden a promocionar las mismas atracciones turísticas una y otra vez.

Por eso, hemos preparado una sección que te mostrará otra cara del Perú que seguramente te encantará conocer. Nuestro país es ampliamente diverso, con muchos lugares únicos para visitar y misterios aún por resolver.

Ya sea que estés planeando un viaje a la sierra peruana o tal vez a la selva, hay un poco para cada visitante. Aquí te mostraremos algunos de los lugares más interesantes para visitar, así como los destinos turísticos más populares que no pueden faltar en tu itinerario.

¡Prepara tu lista de deseos y empieza a planear el mejor viaje por Perú con estos destinos imperdibles en Perú!

1. Descubre Choquequirao – La Hermana Sagrada de Machu Picchu

Para los que no lo sabían, Machu Picchu tiene una hermana sagrada y se encuentra en el corazón del bosque nuboso, en un lugar remoto que ni siquiera los españoles pudieron descubrir. Se cree que Choquequirao es el último refugio inca y una de sus estructuras más impresionantes.

El complejo arqueológico abarca más de 1.000 hectáreas y sólo el 30% de ellas ha sido excavado en su totalidad. Se le relaciona con la Ciudadela Inca por sus similitudes en cuanto a estilo arquitectónico y distribución. 

Actualmente, la única forma de llegar a esta maravilla del antiguo Perú es mediante una caminata de 4 días a través del bosque nublado. Tiene una dificultad entre moderada y desafiante, pero confía en nosotros, todo ese esfuerzo se verá recompensado día a día.

En esta aventura, atravesarás diferentes ecosistemas con sublimes paisajes de montaña que albergan al famoso cóndor andino. El sendero comienza a 2.900 metros sobre el nivel del mar y llega hasta los 3.050 metros en su pico más alto.

Choquequirao es una atracción creciente en la región de Cusco, aunque no muchos se atreven a caminar hasta este sitio arqueológico. Hasta ahora, la llamada Cuna del Oro recibe unos 9.400 visitantes al año, pero el gobierno regional espera aumentar las cifras hasta un millón de turistas al año con la puesta en marcha de un teleférico hasta esta antigua estructura.

Por lo tanto, si deseas visitar esta atracción turística tan poco concurrida, será mejor que te des prisa y organices tu viaje pronto. Ponte en contacto con nosotros para obtener más información.

2. Camina hasta Waqrapukara

Entre las diferentes cosas que hacer en Cusco, Waqrapukara es sin duda una de las atracciones más impresionantes cerca de la Ciudad Imperial. Aunque la estructura no fue construida originalmente por los incas, el lugar es una obra maestra total situada al borde del Cañón del Apurímac.

Waqrapukara es una de esas atracciones fuera de lo común que, si eres del tipo de viajero aventurero, deberías incluir en tu itinerario. El yacimiento se remonta a la cultura Qanchis, una civilización que se estableció en estas tierras alrededor del año 2500 a.C. 

Sin embargo, es incierto conocer la finalidad que tuvo durante la época precolombina. Algunos historiadores lo señalan como un observatorio astronómico o un santuario religioso de los Qanchis, que también sirvió de fortaleza contra el Imperio Inca.

El sitio arqueológico se encuentra a 4.300 metros sobre el nivel del mar y comprende un impresionante entorno natural, rodeado de terrazas agrícolas, cámaras y escaleras empedradas.

Se puede visitar Waqrapukara en una caminata de un día completo, pero hay que destacar que el sendero es bastante desafiante debido a sus empinadas cuestas y a la altitud. Ten en cuenta que si deseas visitar esta atracción, debes estar completamente aclimatado en Cusco.

3. Haz el trekking de la Montaña de 7 Colores

Si Cusco es tu principal destino de viaje, ¡debes vivirlo al máximo! Al igual que la región cuenta con numerosos monumentos históricos, también alberga una gran variedad de maravillas naturales que merece la pena visitar.

La Montaña de 7 Colores es una de las atracciones más populares cerca de la ciudad de Cusco y puede visitarla fácilmente con una caminata de un día completo. Esta colorida montaña tardó millones de años en crearse y no hace más de 6 años fue descubierta.

Aunque ha estado justo en el corazón de la cordillera del Vilcanota, su colorido escenario estaba oculto a la vista por una gruesa capa de hielo y nieve. A medida que el calentamiento global aumentaba y la superficie de los glaciares empezaba a disminuir, se derritió revelando su belleza natural al mundo.

Hoy en día, la Montaña Arcoiris recibe más de 1.500 visitantes al día, lo que la hace tan popular como la ciudadela de Machu Picchu. 

Sin embargo, aunque el camino parezca fácil y corto, la altitud es un factor que no se puede ignorar. La caminata a la Montaña de 7 Colores tarda unas 2 horas en completarse, partiendo de los 4,800 metros sobre el nivel del mar y llegando a los 5,200 metros de elevación.

4. Visita el lago navegable más alto del mundo

Por si no lo sabías o quizás no fuimos muy claros con este título, Perú tiene el lago navegable más alto del mundo y se encuentra en la región de Puno. 

El lago Titicaca es otro de los destinos turísticos más importantes de nuestro país, no sólo por su impresionante paisaje natural sino por albergar algunas de las comunidades más antiguas del Perú y una amplia expresión cultural.

Esta enorme masa de agua tiene una extensión de 8.372 m2 y se asienta sobre una elevación de 3.812 metros sobre el nivel del mar. El lago está formado por varias islas, entre las que se encuentra una utopía flotante que ha estado allí desde la época precolombina.

Si visitas esta región, conocerás las Islas Flotantes de los Uros, un grupo de más de 100 islas hechas por el hombre y construidas enteramente con caña de totora, aquí conocerás su proceso de construcción y la vida cotidiana de sus habitantes.

También podrás explorar la auténtica isla de Taquile, un lugar lleno de tradiciones ancestrales que alberga los tejidos tradicionales más bellos de la región. 

Y si aún quiere conocer más, puede ir hasta la isla de Amantaní, un lugar único lleno de tierras de cultivo, casas rurales y dos imponentes cerros con sitios arqueológicos incas en sus cimas. ¡No te pierdas esta atracción durante tu viaje a Perú!

5. Explora el Cañón del Colca en Arequipa

Si has estado planeando un viaje a Arequipa, seguramente has leído sobre el Cañón del Colca, uno de los cañones más profundos del mundo y el segundo del Perú.

Por si no lo sabías, es la atracción más demandada de la región arequipeña, ya que su bello entorno lo hace idóneo para practicar deportes de aventura o simplemente para desconectarse en medio de la naturaleza andina.

Hay diferentes formas de llegar al Cañón del Colca, pero todo dependerá del tipo de experiencia que estés buscando y del tiempo que tengas disponible. Las opciones van desde caminatas de varios días hasta excursiones de un día completo para que pueda experimentar esta maravilla natural y sus alrededores.

La profundidad del Cañón del Colca varía pero puede llegar a superar los 4.000 metros en algunos puntos, lo que lo convierte en un mirador natural para apreciar todo el Valle del Colca y el vuelo del majestuoso cóndor andino, ¡también conocido como el tercer ave más grande del mundo!

Asimismo, el Cañón del Colca también está rodeado de muchos pueblos andinos que guardan una auténtica expresión cultural, siendo Chivay el más emblemático de todos ellos, del que hablaremos más adelante en este post.

Además, la región fue habitada anteriormente por antiguas civilizaciones, algunas de las cuales se remontan al año 5000 a.C. Sin embargo, estos antiguos peruanos no se asentaron aquí hasta el año 200 a.C. dejando colcas y terrazas agrícolas repartidas por toda la región y algunas de ellas están en uso actualmente por los agricultores locales.

6. Sobrevuela las líneas de Nazca

El desierto peruano guarda los mayores secretos y misterios de todo el país ya que muchas civilizaciones antiguas se asentaron en esta región dejando enigmas aún por resolver como lo hizo la cultura Nazca.

Seguramente habrás oído hablar de estas enormes tallas en las pampas de Nazca que han protagonizado las más disparatadas teorías que van desde ser un lugar de aterrizaje extraterrestre hasta simplemente un centro ceremonial.

Las líneas de Nazca son probablemente uno de los mayores misterios del mundo antiguo, ya que no hay registros sobre su propósito real. Básicamente, todo lo que sabemos hasta ahora es que pudo ser un lugar ceremonial para la civilización de Nazca.

Hay más de 1.000 figuras esculpidas en el desierto peruano y la única forma de apreciarlas plenamente es sobrevolando las líneas de Nazca. Un viaje de 30-45 minutos que le permitirá ver las figuras más impresionantes de la pampa.

7. Descansa en el Oasis de la Huacachina

Si viajas al sur de Lima, el Oasis de la Huacachina debe ser uno de los principales atractivos que debes visitar en el camino. Está reconocido como el único oasis natural del continente y ofrece el escenario perfecto para practicar deportes de aventura, salir de fiesta o simplemente relajarse con la brisa del desierto.

El Oasis de Huacachina se encuentra en la región de Ica y es el destino perfecto para escapar de la bulliciosa capital de Perú. Aunque el pueblo es muy pequeño, el lugar cuenta con una gran infraestructura turística con diferentes opciones de alojamiento, restaurantes, bares y actividades para todos los gustos.

Asimismo, la región de Ica es conocida por ser la principal productora de vino y pisco del país, una oportunidad que no puedes dejar pasar si quieres conocer algunas de las bodegas más antiguas de Latinoamérica.

Además, las dunas de arena son tan impresionantes como puedas imaginar y puedes dar un paseo en buggy por todo el desierto antes de practicar sandboarding.

8. Atraviesa la Reserva Nacional de Paracas

A medida que avanzas por la costa peruana, hay un lugar especial que no puedes pasar por alto. La Reserva Nacional de Paracas es el área protegida más llamativa de la región, ya que comprende un paisaje natural en el que confluyen armónicamente el desierto peruano y el océano Pacífico.

Aquí podrás explorar pintorescas playas de vibrantes colores rojos y amarillos, así como avistar cientos de aves exóticas y leones marinos. Además, si estás planeando una estadía más larga en la costa peruana, deberías alojarte en la ciudad de Paracas.

Esta ciudad playera es conocida por sus deportes de aventura y por albergar una gran biodiversidad marina en su Península ya que uno de los principales atractivos aquí son las Islas Ballestas, un conjunto de formaciones rocosas e islas que albergan la mayor colonia de lobos marinos y pingüinos humboldt.

9. Conoce el centro histórico de Lima

La mayoría de los viajeros ven Lima como un simple puente para ir a otros destinos del país y apenas pasan tiempo aquí. Lo que no saben es que el centro histórico de Lima es uno de los más llamativos ya que fue aquí donde se asentaron los colonizadores españoles.

Esta parte de la ciudad alberga más de 600 monumentos históricos y fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1991. Por lo tanto, hay tanto que conocer y experimentar en la llamada Ciudad de los Reyes que deberías darle un chance.

El casco antiguo de Lima posee un impresionante estilo arquitectónico colonial con imponentes edificios gubernamentales y religiosos que te dejarán totalmente encantado. Además, hay algunas estructuras como la Basílica y el Convento de San Francisco con un pasado tenebroso que de seguro te gustaría conocer.

Si visitas la capital de Perú, te recomendamos encarecidamente que dediques al menos 24 horas a explorar todo lo que tiene que ofrecer. Si quieres saber más, ¡consulta este blog sobre las mejores cosas que hacer en Lima en un día!

10. Explora la Cordillera Blanca

El norte de Perú también tiene sus encantos y uno de los destinos más solicitados allí es la región de Huaraz, ya que es el punto de partida de la mayoría de las caminatas y aventuras al Parque Nacional Huascarán.

Esta famosa área protegida alberga 27 montes que superan los 6.000 metros de altitud, los nevados más altos de Perú para ser exactos. Por ello, se le conoce como la Capital del Trekking de Sudamérica.

Toda la región es reconocida por su paisaje inigualable, donde montañas imponentes, lagunas de agua turquesa y sitios arqueológicos complementan la experiencia a través de los Andes del Perú. 

Si eres tan aventurero como crees, entonces Huaraz debería estar en tu lista de deseos. Esta mágica atracción te llevará a los paisajes más impresionantes de Perú, al tiempo que conocerás el antiguo misticismo de la cordillera andina.

Sí, lo sabemos, hay tantas cosas que hacer en Perú que puede llevar algún tiempo armar el mejor itinerario de viaje. Pero no te preocupes, ¡te tenemos cubierto! Si quieres empezar a organizar un plan de viaje por nuestro país, podemos ayudarte con eso. 

Ponte en contacto con nosotros ahora y conoce todas las ofertas especiales que tenemos para ti. Además, si quieres conocer otros lugares especiales, ¡consulta nuestros paquetes de viaje para obtener más información!

Deixe uma resposta