¡Moray, complejo arqueológico mágico e inigualable!

Moray tiene un maravilloso paisaje con sus famosas plataformas con-céntricas, el Complejo Arqueológico de Moray presenta perfecta a simetría entre una terraza y otro. Es realmente una visión maravillosa, observada desde arriba (o de abajo), un lugar entre tantas de las bellezas que el Valle Sagrado de los Incas nos regala nuestro planeta.

Visitar este singular e ingenioso proyecto Inca forma parte de los paseos realizados por el místico Valle Sagrado, otro suelo que emana buenas energías en el Perú. Este sitio está a 3.800 metros de altitud, por eso, un paseo allí, demanda cierta aclimatación cuando está en Cusco, además, ciudad que está a unos 50 kilómetros.

Moray está ubicado en el municipio de Maras, donde también quedan las afamadas salinas, otro complejo construido por los Incas, donde hay extracción de sal hasta hoy. Incluso, esa sal abastece buena parte del territorio peruano, también siendo exportado.

Geografía y estructura

 Un inmenso complejo de ruinas, con tres conjuntos de terrazas diferentes. En el mayor de ellos, son 12 terrazas superpuestas de forma circular, con profundidad de 100 metros. Fueron proyectados y construidos sobre muros de piedras, con tierra fértil e irrigada por un sistema propio de aguas captadas de las lluvias.Los investigadores dicen que se hacían experimentos del cultivo de semillas y plantaciones variadas, para conocer de qué plataforma producía mejor cada tipo de alimento. Esto fue identificado por el hecho de que en cada terraza existe un micro clima diferente, siempre con temperaturas que varían más o menos, en 1 ° C. Esta diferencia determina las mejores condiciones para el cultivo de la diferenciada agricultura andina, haciendo la producción más calificada.

La estancia en Moray

Aunque se necesita buena aclimatación, es posible llegar a la terraza base para percibir su grandiosidad, belleza y el dinámico clima, considerando la plataforma central, la más caliente y húmeda, con cerca de 20 ° C, mientras que en la primera se llega al máximo a 15 ° C. Al momento de realizar el descenso de esa caminata, es cuando el viajero comprende los motivos de su proyección en ese formato. Se puede realizar dando la vuelta en cada plataforma, observando detalles de esa impresionante construcción entre montañas, hasta llegar a la última terraza. O también se puede utilizar un camino alternativo seria, por las escaleras entre las terrazas.El paseo es fantástico de las dos maneras, tomando en cuenta la necesidad de la buena aclimatación, bebiendo bastante agua, alimentándose levemente, sin olvidar el té de coca.
Origen del nombre- Moray es una palabra proveniente de la remota lengua quechua, esta meseta recibió el nombre Moray, pero no se sabe con certeza el motivo. Hay quienes dicen que vino de la cosecha de maíz, uno de los más famosos vegetales producidos en Perú, por su nomenclatura “aymoray”. Sin embargo, todavía existe la posibilidad de significado en portugués, “círculos”, que tiene más sentido.Tradiciones y costumbres- Un tradicional festejo acontece en este complejo entre los meses de septiembre y octubre, todos los años: la folclórica Fiesta de Moray o Moray Raymi. Esta costumbre es realizada por los poblados más cercanos al sitio arqueológico, para celebrar la buena tierra, producción y cosechas de este suelo tan fértil. En esta festividad es el momento de celebrar con mucha comida, música y danzas típicas.El tour por el Sitio Arqueológico de Moray se puede realizar todos los días de la semana, entre las 7h y las 17h, hora en que el complejo queda abierto para visitantes. Viagens Machu Picchu tienen paquetes especiales que incluyen la visita a ese lugar mágico.

Deixe uma resposta