Mal de la altura ¿Qué es? y ¿Cómo disminuir sus efectos?

Un problema que algunos pasajeros pueden enfrentar al visitar Perú, es el mal de la altitud, un desafío que, personas que viven cerca al nivel del mar enfrentan cuando están en altas altitudes, como es el caso de algunos países vecinos como Ecuador, Chile, algunas regiones de Argentina y otros.

Esto ocurre porque en altitudes elevadas, generalmente por encima de los 2 mil metros del nivel del mar, el aire es enrarecido, o sea, el nivel de oxígeno es más bajo, causando incómodos efectos en nuestro organismo.

Por esta razón, al llegar a la capital peruana, Lima, que es la ciudad que recibe a los turistas de todo el mundo, los encaminando hacia los destinos más famosos del Perú, es altamente recomendado que permanezca de dos a tres días en esa ciudad, sin realizar esfuerzo físico, para que el cuerpo pueda aclimatarse, o sea, acostumbrarse a este ambiente de mayor elevación.

¿Dónde en Perú, se pueden sentir los efectos del mal de la altitud?

En Lima ya es posible sentir la acción del mal de la altitud en nuestro cuerpo, sin embargo, permaneciendo por unos días, luego el cuerpo se acostumbra, entonces, aunque sea así, indicamos que se realizan paseos con caminatas ligeras, disfrutando de los bellos parques y plazas que esa capital alberga.

Perú además de tener una de las siete maravillas tiene una de las rutas más bellas del mundo, el camino Inca.

Toda la región del Valle Sagrado de los Incas que comprende Cusco, Machu Picchu, Aguas Calientes, Ollantaytambo, Pisac y otras, pueden ser desafíos a enfrentar. Principalmente para quienes se enfrentan a los desafiantes senderos de esta región como la famosa Ruta Inca, o aún la Ruta Salkantay o la Ruta Lares, todos llevan a la vieja montaña de Machu Picchu.

Otras ciudades como Arequipa y los paseos por el Valle del Colca exigen bastante esfuerzo físico, la Aclimatación es de extrema importancia. Huaraz y las escaladas o senderos para conocer las bellísimas lagunas azules y picos nevados.

Ir a Puno para conocer el Lago Titicaca, el lago navegable más alto del mundo que, a pesar de ofrecer paseos en barco, estar en la altitud a la que este lago se encuentra, se requiere tener una protección del mal de la altitud, también conocido como soroche, proporcionando la mejor forma de disfrutar de las fluctuaciones, caminatas y esplendorosos paisajes naturales peruanas.

Entonces, ¿cómo podemos prevenir el mal de altura?

Algunas acciones evitan los adversos efectos del mal de altura, también conocido como mal de la montaña:

  • Planificación de ruta en el cual debe incluir al menos dos días sin mucho esfuerzo para la adaptación del cuerpo;
  • Cuidar la alimentación mientras este en Perú, ingiriendo comidas ligeras, evitando exceso de bebidas alcohólicas y bebiendo bastante agua;
  • Seguro de viaje en caso de algún acontecimiento grave de emergencia, para que usted pueda acudir a un hospital si es que fuera necesario;
  • Beber infusión de té de las hojas de la Coca, o también puede consumir en caramelos de esas hojas o incluso masticarlas;
  • En casos extremos, algunos hoteles y farmacias venden cilindros y latas de oxígeno.

¿Qué efectos son éstos?

Los efectos desagradables son sentidos más o menos, dependiendo a la fisiología de una persona a otra, y siendo así, pueden aparecer de inmediato, o hasta 48 horas a partir del momento que la persona llega a las ciudades altas.

Se pueden identificar los síntomas del mal de altura que afecta a las personas como son mareos, dolor de cabeza o de estómago, vómitos, fatiga, palpitaciones y falta de aire. En casos extremos, la persona queda abatida, sin hambre, sed y fuerzas ni siquiera para levantarse.

Este artículo tiene la intención de prevenir el soroche, así que antes de tomar el avión, y disfruta de un viaje maravilloso, único sin que las sensaciones desagradables del mal de la altitud te aquejen.

Portugués > Viagens Machu Picchu
Español > Viajes Machu Picchu
Inglés > Machu Picchu Travel

Deixe uma resposta