Vive el matrimonio andino en Perú

Para empezar, es importante entender que es el matrimonio, usualmente la mayoría de bodas se celebran dentro de catedrales y si nos vamos en al sentido legal, entonces se trata de firmar un acta de acuerdo nupcial, sin embargo, el matrimonio tiene un sentimiento mucho más profundo que está completamente arraigado en el corazón de todas las personas en todo el mundo.

El matrimonio es una promesa de amor mutuo entre dos personas, una promesa de confianza eterna y sobre todo, un vínculo irrompible a través del tiempo.

Ahora bien, veamos como fue en Perú hace cientos de años; en el Perú, en especial durante el tiempo de los Incas, se realizaba una especie de periodo de prueba entre las personas que se casarían en un futuro, este era llamado “sirvinacuy”, en el que tanto el varón y la mujer debían de conocerse a través de un periodo de convivencia de alrededor de un año. 

En el caso de que la pareja llegue a tener una buena relación, entonces, tras el tiempo acordado, el hombre, iba a pedir la mano de la mujer en matrimonio.

El matrimonio en la sierra.

Veamos un panorama completamente diferente y poco conocido sobre las actuales bodas andinas, primero, es importante mencionar que en la época Inca las uniones se llevaban por medio de acuerdo de los padres con previa anterioridad, pero claro que ocurrían locuras por amor, no obstante, aunque ya no son muy usuales los acuerdos entre padres, en la actualidad, especialmente en la sierra todavía se da el llamado “Sirvinacuy” con el mismo objetivo que hace cientos de años.

Tras pasar esta etapa, los novios finalmente están listos para casarse y por lo general, se ofrecen pomposas fiestas, donde abundan los platos típicos de la región y en algunos lugares las bebidas tradicionales, como la chicha de jora, aunque este tipo de fiestas tiene un sentimiento competitivo entre las familias de los Andes, no se pierde la esencia del matrimonio.

Adicionalmente, un dato curioso es que en algunas regiones de la sierra las bodas suelen durar hasta 7 días, como en el caso de Puno y Huancayo.

Foto de Viagens Machu Picchu

El matrimonio andino en la actualidad

Este tipo de boda se ha hecho muy popular durante los últimos años, en esta se resaltan las costumbres y tradiciones del Perú antiguo, y su práctica está hecha con la finalidad de evitar el deterioro de las costumbres.

La ceremonia de boda está dirigida por sacerdotes andinos, chamanes, quien se encarga de unir los lazos de ambas personas, en el que la Pachamama y los Apus dan su bendición a la nueva pareja.

Antes del matrimonio es importante primero realizar una ceremonia de purificación y preparación espiritual, en este proceso se realizan rituales tales como ofrendas a la Pachamama y a los Apus, los que cuentan con la presencia de elementos como la hoja de coca, inciensos, caramelos, grasa de llama o alpaca, metales preciosos, etc. Estos con el fin de agradecer por las riquezas que la madre tierra nos da.

Durante la ceremonia especial, el chamán recibe a ala pareja y durante su camino se hace un ritual de purificación espiritual, al igual que una ceremonia de bendición donde los novios hacen una promesa de amor eterno con la guía del sacerdote andino, quien dirige la ceremonia de bienestar matrimonial antes los ojos de los espíritus de los Andes.

Foto de Viagens Machu Picchu

¿Dónde se celebra un matrimonio Andino? 

En realidad esto depende de los novios, de hecho puede realizarse inclusive dentro de un hotel; sin embargo, hay algunos destinos en el Perú que suelen ser más frecuentados para esta ocasión, la belleza que ofrecen sus paisajes te llena de la energía y magia de estos lugares.

Entre los más populares del momento estaban el valle sagrado de los Incas, Killarumiyoq, la laguna de Huaypo, el nevado Ausangate y el Cusco, el último siendo el más popular hasta el momento.

El Cusco ha tenido una importancia tanto espiritual y social desde ya hace milenios, un pequeño ejemplo es que alguien que venía de la ciudad del Cusco y había pisado su sagrado suelo era más importante que otra persona dé a pie que estuviera de camino, por lo que podemos decir que esta tierra aún es uno de los centros espirituales más fuertes del todo el mundo.

Foto de Viagens Machu Picchu

El Dualismo en los Andes

Cuando hablamos de matrimonio andino es importante mencionar el dualismo que existe en la tierra de los Incas, pomo por ejemplo el cielo y la tierra, los Apus o montañas y la Pachamama o madre tierra, el fuego y el agua, el hombre y la mujer, estos elementos están presentes dentro de la ceremonia del matrimonio andino, pues representan el vínculo existente entre los elementos cósmicos, la naturaleza y el hombre.

Foto de Viagens Machu Picchu

La cosmovisión en los Andes

Perú es uno de los lugares espirituales más fuertes en todo el mundo, especialmente si hablamos del Cusco, y es que la capital de los Incas tiene milenios de historia para contar, y te preguntaras, ¿Por qué este lugar es tan fuerte? Pues la realidad es que fue en este sitio donde se concentró todo el poder del imperio de los Incas.

Se dice que cuando los incas anexaban una nueva tribu a sus dominios, como era de costumbre, trasladaban a su huaca, en caso de que fuese posible, a la ciudad del cusco, al templo del Qoricancha, donde se resguardaban y servían, además, era una manera de mantener fiel a la gente de la tierra de donde venían.

Fue cusco donde se realizaron los eventos más importantes para los Incas, con un imperio que abarcaba alrededor de, 25000000 kilómetros cuadrados a lo largo de gran parte de América latina, las ceremonias estuvieron cargadas de suntuosidad y servilismo a sus dioses, las fiestas en honor a ellos solían demorar desde 15 días hasta 1 mes, por lo que es imperante resaltar la participación de los elementos divinos en su cultura.

Tras la llegada de los españoles, estas prácticas se siguieron ejecutando; sin embargo, los constantes intentos por eliminar cualquier rastro de la religión indígena obligaron a llevar a cabo estas ceremonias de forma oculta para evitar cualquier castigo que la iglesia católica impusiese, con el tiempo, estas creencias empezaron a formar un sincretismo con la religión Europea.

Tenemos que recordar que en este sentido la sierra no puede llamarse católica como tal, pues sus pueblos, tanto como adoran al Dios católico, también adoran a la madre tierra y a sus Apus, este fue el resultado de cientos de años de historia y es el sentimiento actual de los pueblos de la sierra.

¡Vive el amor en Perú!

Foto de Viagens Machu Picchu

Deixe uma resposta