Qué Ver en Aguas Calientes Perú

Aguas Calientes es un pequeño pueblo situado en el corazón de la selva alta peruana, rodeado de imponentes montañas, atravesado por dos ríos y custodiado por el Sitio Histórico de Machu Picchu. Así, la región ofrece una completa inmersión en su entorno natural y aquí se lo contaremos todo.

Aunque la mayoría de los viajeros tienden a pasar por alto este hermoso pueblo y no son muchas las agencias de viajes que promocionan su verdadera autenticidad, nos gustaría darte más opciones para que puedas planificar tu viaje según tus intereses.

Puede que Machu Picchu sea la principal atracción, pero te recomendamos pasar una noche en Aguas Calientes, justo después de realizar una excursión por el Valle Sagrado, para que puedas conocer la ciudadela inca y sus alrededores al día siguiente.

Te animamos a que aproveches al máximo tu estancia, así conocerás lugares realmente especiales no sólo en Aguas Calientes sino en Perú en general. ¡Vamos a ello! 

1. Date un break en las termas de Aguas Calientes

Qué mejor manera de terminar un día de excursión que tomando un relajante baño en las termas de Aguas Calientes. Consisten en un conjunto de piscinas termo-medicinales ubicadas a 800 metros de la plaza principal de Machu Picchu Pueblo. 

Las temperaturas de estas pozas ricas en minerales oscilan entre los 38°C y los 46°C. Son reconocidas por sus propiedades curativas que ayudan a la liberación de toxinas y estrés, mejora el metabolismo y previene la hipertensión arterial.

El agua emerge de canales de agua subterráneos conducidos a estas pozas. Tiene un color amarillo suave, que puede dar la impresión de estar sucia, aunque eso se debe a la composición química del agua, siendo el azufre la razón de esta coloración.

Aunque las piscinas no son lo suficientemente profundas o grandes para nadar, sin duda ayudan a relajar la mente y a conectar con la propia naturaleza profundamente.

Si te preguntas por las instalaciones del lugar, el complejo ofrece una infraestructura básica con vestuarios, duchas, baños y un café-bar. Este lugar permanece como una atracción turística de pago y está abierto de lunes a domingo, de 05:00 a 20:00 horas.

2. Experimenta la naturaleza de los Jardines de Mandor

Para aquellos que buscan sumergirse en la exuberante naturaleza de esta auténtica región, les recomendamos encarecidamente que visiten esta Reserva Ecológica. Se encuentra a 3,5 km de Aguas Calientes, justo en las faldas de la montaña Huayna Picchu

Estos jardines son propiedad de una familia desde los años 60, pero no fue hasta finales de los 90 cuando decidieron abrir sus puertas al público, buscando la preservación del ecosistema y su entorno.

Aguas Calientes se encuentra en uno de los lugares más privilegiados de Perú, justo en el límite de la selva y los Andes, también conocido como Ceja de Montaña. Su floreciente naturaleza es reconocida como una total fantasía por muchos de sus visitantes, un auténtico escenario que no te puedes perder durante tu visita.

Por si no lo sabías, la región de Machu Picchu fue elegida como el Mejor Destino Verde del Mundo en 2012, gracias a sus asombrosos paisajes aptos para una enorme diversidad de vida silvestre. Hay alrededor de 2.354 especies de plantas documentadas, incluyendo 400 tipos de orquídeas. Los Jardines de Mandor se encuentran a unos 3 kilómetros de la ciudad de Aguas Calientes. 

3. Visita el Museo de Machu Picchu

También conocido como Museo de Sitio Manuel Chávez Ballón, se encuentra a un kilómetro de Machu Picchu. Fue construido en la década de 1960, con el propósito de exhibir todos los detalles culturales de la Ciudadela Inca.

El museo cuenta con una colección de piezas arqueológicas que fueron encontradas en el sitio arqueológico. Algunas de estas piezas fueron enviadas a la Universidad de Yale para ser estudiadas y luego devueltas al Perú.

El Museo de Machu Picchu cuenta con siete salas de exposición, lo que permite al visitante realizar un viaje en el tiempo a través de cada galería:

  • Machu Picchu – La ciudad entre la niebla
  • En la máquina del tiempo
  • Difundiendo la historia. Un día en la vida de Machu Picchu.
  • Entrelazando la Amazonia y los Andes.
  • Entre hallazgos y evidencias.
  • Formas de sentir Machupicchu.
  • Ecología, flora y fauna del Santuario Histórico de Machupicchu.

Además, para complementar la experiencia general, el Museo tiene un Jardín Botánico donde se busca preservar la flora y fauna local. El jardín alberga cientos de especies de plantas, incluyendo algunas de las muchas orquídeas de la región, un auténtico escenario natural que seguramente no te puedes perder.

El museo se encuentra en la región de Aguas Calientes, a 30 minutos a pie de la ciudad, cerca de Puente Ruinas. Puedes llegar fácilmente a este lugar a pie yendo en dirección a Hidroeléctrica.

4. Conoce el Mariposario de Machu Picchu

Sin duda, la extensa biodiversidad que rodea a Machu Picchu es inigualable ya que alberga diferentes tipos de plantas, animales y más de 500 especies de mariposas. Existe un lugar ubicado a solo 15 minutos de Aguas Calientes, llamado Wasi Pillpi, que significa Mariposario en quechua. 

Si deseas conocer más sobre la diversidad natural de esta región, este lugar alberga más de 400 especies de mariposas, donde los voluntarios te llevarán en una visita guiada por el lugar, mostrándote la importancia de estos hermosos insectos dentro del ecosistema. 

Este mariposario es dirigido por Leonardo Serrano Gutiérrez y un grupo de voluntarios que buscan la preservación y protección de las diferentes especies de mariposas de la región. Según algunos estudios, alrededor de 100 especies son endémicas de Machu Picchu y el resto son conocidas en el resto del mundo y Perú.

Este lugar te permitirá conocer el ciclo de vida de estos lepidópteros, desde su etapa de incubación hasta que son lo suficientemente grandes para ser finalmente liberados en sus hábitats. 

5. Sube la montaña Putucusi

La imponente montaña Putucusi está a pocos minutos de Aguas Calientes. Se encuentra a una altura de 2.560 metros sobre el nivel del mar, ofreciendo una vista excepcional de Machu Picchu y sus alrededores. 

Aunque Putucusi es la montaña más pequeña que rodea la ciudadela inca, ofrece grandes vistas del sitio arqueológico, un mirador natural en Machu Picchu Pueblo. Actualmente, la montaña permanece cerrada hasta nuevo aviso.

El camino hacia su cima es muy desafiante, especialmente porque tendrás que subir una escalera de madera para llegar a la cima. Vale la pena mencionar que no hay que pagar entrada para subir a esta montaña. Además, no se recomienda realizar este sendero durante la temporada de lluvias y mucho menos sin un guía. 

Como puedes ver, Aguas Calientes puede ser un lugar pequeño y prácticamente destinado a la visita de Machu Picchu, pero no por ello deja de tener unas actividades apasionantes donde la naturaleza es la característica predominante en todas ellas. 

Queremos que aproveches al máximo tu experiencia en Perú, por lo que hemos preparado los itinerarios de viaje perfectos para que puedas encontrar inspiración para tus próximas vacaciones. ¡Asegúrate de consultarlos mientras estás aquí!

Deixe uma resposta