Qué Hacer en Barranco Lima

Si buscas cosas que hacer en Lima durante tu estancia, el distrito artístico de Barranco es sin duda una de las atracciones imperdibles de esta bulliciosa capital. A diferencia del resto de la ciudad, el barrio bohemio es una de las zonas más tranquilas y asombrosas de la capital, y aquí lo conocerás todo.

Durante muchos años, desde la época colonial, ha sido un destino de escapada en Lima, y aunque ahora está rodeado por algunos de los distritos más concurridos de la ciudad, ha mantenido intacta su escena animada y expresión artística.

Barranco también es conocido como el Soho de Lima, gracias a la experiencia que ofrece, donde los caprichosos, realistas y vibrantes murales de arte callejero, las cafeterías de vanguardia, las cervecerías, los bares y los restaurantes de lujo te permiten echar un vistazo al estilo de vida bohemio de Lima que quizás no conocías.

Si buscas un lugar único para alojarte o para pasear en nuestra ajetreada capital, Barranco es sin duda el lugar adecuado, sobre todo si te gusta el arte y la historia tanto como a nosotros. Por suerte para ti, aquí hemos reunido algunos de los atractivos imprescindibles de este colorido barrio junto a Miraflores.

1. Aguanta la respiración, pide un deseo y cruza el Puente de los Suspiros

Esta es la atracción más emblemática de Barranco, conocido localmente por su atribución mística donde el folclore cuenta que si se cruza el puente mientras se contiene la respiración y se piensa en un deseo, éste se hará realidad.

El famoso puente fue construido en 1876, resistió la Guerra del Pacífico y fue testigo de la destrucción de Barranco en 1881. Sin embargo, sufrió importantes daños cuando las tropas chilenas incendiaron el barrio, comprometiéndolo junto con la Iglesia de la Ermita.

No obstante, el puente de madera de 30 metros sigue en una pieza asomándose a la calle Bajada de Baños y a los murales más llamativos del barrio bohemio. Creas o no en la superstición, este lugar popular es la mejor manera de empezar a explorar Barranco, especialmente si estás en una cita romántica.

2. Visita la histórica Capilla de la Ermita

Antes de describir esta hermosa iglesia cerca del Puente de los Suspiros, hay una historia que debes conocer primero. Mucho antes de que la ciudad de Lima fuera tan bulliciosa y ajetreada como lo es hoy, en el siglo XVIII para ser exactos, un grupo de pescadores navegó por el océano Pacífico como solían hacer todos los días pero se perdieron en medio de una densa niebla.

Tras horas de vagar por las frías aguas del océano Pacífico, vieron a lo lejos una luz brillante con forma de cruz que les condujo de vuelta a la orilla sanos y salvos. Los pescadores estaban intrigados por lo que había sucedido, así que siguieron la luz y no encontraron más que la sensación de un milagro.

La Capilla de la Ermita fue construida en ese mismo lugar y aunque no era tan impresionante como las que se encontraban en el centro colonial de Lima, tenía una gran importancia para los lugareños de la época. Lamentablemente, la capilla sufrió grandes daños durante la Guerra del Pacífico y tuvo que ser reconstruida varias veces después, también debido a la actividad sísmica del lugar. 

Hoy en día, es un monumento histórico y religioso en Barranco, rodeado por el Puente de los Suspiros, justo encima de la Bajada de Baños y junto a populares restaurantes bohemios con vista al mar. 

3. Deleita tus sentidos en la Bajada de Baños

Las dos atracciones anteriores están situadas justo encima de esta calle, que da a la zona un aspecto artístico y bohemio de esquina a esquina. Aquí encontrarás la verdadera singularidad del distrito de Barranco, donde coloridos murales decoran toda la calle.

Hace mucho tiempo, antes de que Barranco se convirtiera en el centro cultural y artístico que es hoy, la Bajada de Baños era una calle utilizada por los pescadores para llegar al mar, y con el tiempo se convirtió en el acceso oficial para llegar a la playa. 

Cuando empezó a ser un lugar turístico para la aristocracia limeña, muchos establecieron sus casas de playa en este lugar. Hoy en día, estas coloridas mansiones de la época republicana albergan los más exquisitos restaurantes de la zona.

Por lo tanto, si te preguntabas cuál sería el lugar más instagrameable y hermoso de Barranco, este es el camino a seguir. Además, aquí podrás comprar joyas hechas a mano y experimentar lo mejor de nuestra gastronomía sin olvidar escuchar a buenos artistas callejeros en el camino.

4. Viaja en el tiempo con el Museo Pedro de Osma

Pedro de Osma fue un importante abogado y político del Perú, cuya colección de arte virreinal se exhibe ahora en la antigua mansión de verano de su familia. Este edificio de estilo francés es una de las estructuras más impresionantes de Barranco y data de 1906.

El museo exhibe varias piezas de arte que se remontan entre los siglos XV y XVIII, lo que permite a los visitantes explorar y echar un vistazo a la expresión artística de esas épocas. Aquí se encuentran cuadros de artistas de renombre, como Bernardo Bitti y Luis de Riano, así como otros muchos pintores anónimos de la Escuela Cusqueña del siglo XVIII. 

Sin duda, el Museo Pedro de Osma alberga algunas de las piezas de arte más significativas de la época virreinal. En la actualidad, permanece temporalmente cerrado al público debido a la pandemia del COVID-19, sin embargo, toda visita debe realizarse con reserva previa y de manera anticipada.

5. Apoya a los artistas y diseñadores locales en La Feria & Dédalo

Para los que buscan el mejor recuerdo para llevarse a casa, tienen que visitar la tienda de artesanía Dédalo. Fue la primera tienda de artesanía contemporánea fundada en 1992. Aquí encontrarás una gran variedad de piezas realizadas por artistas locales con materiales como madera, metal e incluso vidrio.

Asimismo, si buscas un poncho peruano de estilo moderno, éste es el camino a seguir. La tienda también cuenta con una colección de recuerdos andinos y piezas de arte que seguramente te enamorarán. Y, por si fuera poco, hay una bonita cafetería situada en el patio de la casa colonial donde se encuentra la tienda.

Si buscas un lugar más variado, La Feria es otro punto auténtico en el barrio de Barranco que reúne a muchos artistas y diseñadores locales, a la vez que busca promover la creatividad y el emprendimiento local. Sin embargo, solo abre los viernes, sábados y domingos de 12 a 10 de la noche.

Estas son algunas de las muchas cosas que hacer en Barranco, pero sin duda las que no te puedes perder si visitas este distrito artístico de Lima.

Como puedes ver, viajar a Perú no es sólo sobre Machu Picchu y los Incas, también nos encantaría mostrarte nuestra expresión cultural contemporánea. ¡Consulta nuestros paquetes de viaje y aprende cómo!

Deixe uma resposta